Blog

Sólo para caballeros, el masaje lingam

by Administrator 11-09-2015
masaje lingam

¿Cuántas veces hemos escuchado hablar de la próstata, algo que sólo los hombres disfrutan? ¿Cuántos son los hombres que no saben qué es, donde se encuentra, su función principal o las sensaciones que ofrece? Acerca de la última pregunta, en adelante se responden todas esas posibles dudas. Así como se explica en qué consiste y qué ofrece uno de los masajes más placenteros que un hombre puede disfrutar, el masaje lingam o prostático.

Introducción básica sobre la próstata

La próstata es una glándula de la que todo varón dispone por naturaleza, ella es la encargada de aportar a los espermatozoides, al semen, parte del líquido blanquecino que lo completa. Gracias a ella es posible la eyaculación tal y como la conocemos, además de una fecundación más práctica, viable y nutrida.

Esta glándula se aloja en el interior de la cavidad anal, en la parte inferior del recto, cercana a los testículos. Para alguien que no se dedique a la medicina esta información no es de gran interés, a no ser que uno quiera descubrir los agudos placeres que esta exclusiva zona del género masculino es capaz de aportar por sí misma.

El masaje prostático, por su parte, aprovecha la sensibilidad de la zona mencionada con el objetivo de producir placeres únicos. Es una zona especialmente erógena, la que sí se sabe estimular aporta más que agradables sensaciones.

Aunque lo siguiente no responde a ninguna de las preguntas anteriores, seguro que a muchos hombres le preocupa su salud en relación a la próstata, pues es frecuente escuchar hablar acerca de enfermedades relacionadas. Principalmente hay dos tipos de enfermedades relacionadas con esta glándula, las que provocan problemas con la micción:

El adenoma: Es una inflamación propia de la edad, siendo su origen un tumor benigno, el cual afecta al 80% de los hombres mayores de 65 años. Al no presentar síntomas generalmente, sólo un 20% de los afectados son tratados

El cáncer: tiene un alto porcentaje de aparición en los hombres mayores de 70 años, siendo algo más del 30% los varones afectados. Su evolución es lenta, por lo que si no se sigue una rutina médica se demorará la detección, sin embargo no es el de los más preocupantes, aunque si digno de atención médica, puesto que en la mayoría de los casos se trata con medicinas, láser y/o una cirugía relativamente simple.

Masaje prostático, hablemos de placeres

Hasta una edad avanzada uno no debe preocuparse en exceso por la salud prostática, aunque nunca esta demás una autoexploración rutinaria. Así pues, por ahora toca disfrutar de los placeres que el masaje lingam es capaz de ofrecer.

En cualquier caso, el masaje prostático es uno de los placeres más intensos, en estrecha relación con el anhelado masaje lingam. Tanto el uno como el otro, como ambos a la vez, son ideales como complemento a un segundo o tercer masaje erótico.

Ready to enjoy one of the best sensorial experiences in your life?

Feel free to contact us at any time, we will take care of everything to make your erotic massage session perfect.

Book your massage